Como consumir carne roja para cuidar la salud

Por mucho que nos guste la carne roja debemos hacer un consumo apropiado, no superando las dos raciones diarias y hacerlo con una frecuencia de dos a tres veces por semana, pero sin olvidar consumir frutas y verduras, así como agua y otros alimentos saludables para el cuerpo.

Las carnes más recomendables de consumir son las carnes rojas magras provenientes de animales como la ternera, vaca, cerdo o cordero, siendo los cortes más apropiados el lomo, solomillo, contra, vacío, pierna y paleta.

Al momento de cocinar, lo más recomendable es usar métodos de cocción cuya temperatura sea moderada tal y como lo hacen las brasas de la parrilla.

Beneficios de comer carne a la parrilla

  • El sabor

La carne a la brasa potencia su sabor sin necesidad de condimentar con salsas u otras especias, pudiendo apreciar mejor su sabor.

  • Saludable

Esto se debe a que la carne al momento de cocinarla a la brasa provoca que la grasa caiga y no se quede en la pieza, haciéndola más limpia.

  • Es más ligera

Al ser cocinada con su misma grasa natural sin falta de añadirle aceite, la hace mucho más sana.

  • Jugosidad

Debido a que se cocina solo con su propia grasa, la pieza no pierde humedad provocando que quede más jugosa.