Aprende a escoger bien la carne

Son muchos los factores a tener en cuenta a la hora de escoger una pieza de la carnicería. Destaca tres datos fundamentales para aceptar con nuestra elección.

Lo más importante es fijarte tanto en el aroma como en la textura. También es fundamental el color de la carne, que indica la edad y la alimentación del animal. La grasa es el trasmisor del sabor y se busca una infiltración correcta para conseguir ese ‘puntito’ de sabor y jugosidad. En el caso de tratarse de una pieza sin mucha infiltración, hay que fijarse tanto en el color como el aroma para saber si la carne ha experimentado un proceso de maduración. Es decir, si han pasado mínimo 35 días desde que el animal ha sido sacrificado.